Domingo, 12 2020 Julio

promoblanco

Historia: ¡Con el Carchi no se juega, carajo! 26 de mayo de 1971

May 26, 2020
La Haine
La rebelión enfrentó a la avanzada del ejército que llegó por aire y tierra a someter el paro general que se había decretado
 
Sucedió hace 49 años. A pesar de que era parte ya de los "usos y costumbres" de la provincia norteña del Carchi, Ecuador, vanagloriarse de ser un pueblo aguerrido que no se dejaba fácilmente avasallar cuando los poderes de turno lo tocaban; de que los bravos "pupos" fueran quienes rompieran el cerco que permitió al ejército del libertador Simón Bolívar cruzar al sur; de que fueron los únicos que se prepararon -aunque tardíamente-, para rescatar al Eloy Alfaro de las hordas conservadoras que acabarían con su vida arrastrándolo por las calles de Quito, etc., etc ... A pesar de toda esa memoria cultivada casi cotidianamente, el 26 de mayo de 1971 -uno de los últimos hitos donde este pueblo reveló aquella potencia de autonomía y autodeterminación fuera del Estado y los partidos políticos-, continúa siendo absolutamente desconocido, y, si acaso por quienes lo sobrevivieron, incomprendido.
 
Recuérdese que en aquellos años, la de la última dictadura de Velasco Ibarra, se quiso imponer un tributo de 2 sucres al cruce de la frontera con Colombia, afectando con ello, sobre todo, pero no solo, a las personas que se dedicaban al comercio de menudeo y que, como tal, apenas si sacaban para su diaria subsistencia. Si bien al inicio, por la presión popular en la primera gran asamblea -una suerte de cabildo popular- se vieron forzadas las autoridades locales a asistir, los acuerdos que se tomaron de ahí en adelante eran totalmente de consenso popular, y donde dichas autoridades fueron rebasadas al punto que su rol se redujo a ser simples negociadores con el gobierno central, pero en condiciones en donde la gente, consciente o no, solo veían en esto un recurso de "a ver qué pasa". Luego de esos intentos fallidos, el actor claramente fue el pueblo, y de manera especial las mujeres.
 
Esta rebelión que llegó incluso de manera espontánea y súbita a armarse de fusiles mauser maltrechos, tomados de las bodegas del estanco, más uno que otro rifle de cacería y al grito potente del ¡CON EL CARCHI NO SE JUEGA!, se enfrentó a la avanzada del ejército que llegó por aire y tierra a someter el paro general que se había decretado. Hubieron bajas de ambos lados y aunque militarmente se impuso el ejército, no concluyó el paro, sino por el contrario cobró formas inusitadas donde la imaginación, la solidaridad y el honor de este pueblo mostró su vieja data de dignidad.
 
La persecución que siguió después de que el ejército tomara posiciones en la ciudad obligó a que muchos tuvieran que buscar refugio en la vecina ciudad colombiana de Ipiales, encontrando entre sus habitantes muestras de solidaridad y la consabida fraternidad hecha realidad en dimensiones verdaderamente conmovedoras. La dictadura ofuscada y confundida no sabía qué hacer, todo se le escapaba de las manos, y hasta el proveer de alimentos para su tropa le era imposible porque en el mercado se rehusaban atenderles, a no ser los insultos bien ganados que los soldaditos debían soportar cabeza baja. Igual respuesta encontraron del lado ipialeño cuya población había acordado jugárselas todas en solidaridad con sus vecinos tulcaneños. En fin...
 
Cientos de anécdotas podrían contarse, todas con la impronta del valor, el honor, la solidaridad de estos pueblos en aquellos días donde el continum del tiempo del poder era roto y donde, como se sabe, los acontecimientos adquieren ese sentido de espacios donde los códigos de la normalidad de arriba eran rotos, emergiendo esa suerte de "carnaval" o fiesta que toda rebelión conlleva. Hoy lo que más importa es tomar conciencia de esta revuelta local, especialmente de quienes son hijos de estas historias, porque el patrimonio más grande de un pueblo es siempre su memoria, su memoria histórica, ya que esta es la que ofrece su identidad como pueblo, siendo la di
  1. Popular
  2. Tendencia
  3. Comentadas

Calendario

« Julio 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31