Jueves, 09 2020 Abril

promoblanco

La prefectura de Carchi realizará la donación de tres ventiladores, necesarios para personas contagiadas con COVID-19, y serán instalados en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, del Hospital Luis G Dávila de Tulcán.

El primero será adquirido de inmediato con fondos de la institución y los dos restantes a través de un crédito del Banco de Desarrollo del Ecuador, además se busca la participación de los GADs cantonales para que puedan participar de ésta cooperación institucional, finalmente Prefectura realizará la entrega de insumos médicos (prendas, mascarillas), al hospital.

Las autoridades aseguraron que se enfocarán en buscar alternativas que mitiguen el impacto de la situación crítica a nivel mundial, y el impulso de acciones que permitan precautelar la salud de la población del norte del país frente al COVID-19 y evitar todo tipo de discriminación y aislamiento que afecte su derecho.

La mañana de hoy martes 07 de abril del 2020 en la Prefectura del Carchi se llevó adelante una reunión entre el Gobernador de la provincia, Oscar Ruano, el Prefecto, Guillermo Herrera, la Gerente del Hospital Luis G Dávila de Tulcán, Verónica Aveiga, y la Viceprefecta Melva Cadena, con el objetivo de atender las necesidades de la población frente a la emergencia sanitaria, mediante el diseño de una estrategia para hacer frente a la pandemia y precautelar la salud de los ciudadanos de la provincia.

El pasado domingo 5 de abril, se sancionaron a 11 personas por no cumplir con el pico y placa y una persona por no respetar el toque de queda, desde el 18 de marzo hasta la fecha se han sancionado 122 vehículos, 8 motocicletas y 28 personas por incumplir con las disposiciones de movilidad.

Con estas cifras se muestra el control que se realiza mediante las fuerzas articuladas de seguridad. A pesar de que la provincia del Carchi ha respondido correctamente ante las disposiciones del Gobierno Nacional, se debe seguir manteniendo la disciplina para no tener situaciones que lamentar, dijo el Coronel Luis Chica Comandante de Policía Nacional.

Cubriendo puntos y temas con la campaña #quédateencasa, debido al coronavirus, desde la Policía Nacional se pide la mayor colaboración de la ciudadanía, realizando sus compras y atendiendo emergencias que se requiera en las mañanas con rapidez y solo si es verdaderamente necesario, siempre con las medidas de precaución y pronto retorno al hogar por seguridad.

Es importante informar que hay excepciones que no requieren el cumplimiento de pico y placa, por ejemplo, médicos (300 médicos que laboran a nivel provincial), cadena productiva (agricultores, productores y comerciantes).

Un punto positivo además es la reducción de la cantidad de delitos, que en coordinación con la Policía Judicial se permanece en contante seguimiento y control.

Con los ciudadanos extranjeros, se ha coordinado con las ONGS, donde se ha conseguido trasladarlos a hoteles para que se mantengan aislados durante la situación, 90 % de personas al menos han recibido ayuda.

Los guayaquileños ya no saben qué hacer con los cuerpos que se descomponen en las viviendas. Algunas familias llevan hasta cuatro días encerrados con los cadáveres de sus familiares y siguen en el listado para ser retirados por Medicina Legal, informó El Universo.

Aquello generó reacciones de descontento la noche del lunes cuando algunas personas quemaron llantas, muebles y ropa de algunos fallecidos en el suburbio de Guayaquil. Y mediante videos amenazaban con incinerar incluso los cuerpos de los fallecidos.

Ese clamor de los parientes y el mismo hecho de que algunos cadáveres empezaban a ser arrojados en las calles guayaquileñas trajo una reacción del presidente Lenín Moreno, quien descartó que se vayan a emplear fosas comunes y dijo que las víctimas tendrán un entierro digno y este martes las autoridades anunciaron acciones para solucionar el caos.

Guayaquil vive una pesadilla. Vive escenas de película de terror, de desesperación. Además de los gritos lastimeros que claman afuera de las casas de salud públicas y privadas para que decenas, cientos de personas agonizantes sean recibidas para tratarse del coronavirus, los cuerpos de quienes han fallecido en los domicilios empezaron a ser arrojados en las aceras, en esquinas, portales o depósitos de basura, embalados, informó El Universo.

Una periodista de televisión puso la tarde del domingo un mensaje de voz en un chat de comunicadores formado por la Gobernación del Guayas. “Tenemos una situación complicada por el hospital del Seguro (Teodoro Maldonado Carbo, en el sur), por el lado del centro de diálisis, por donde está la basura… Han dejado ahí los muertos, pensamos que es por coronavirus, porque nunca han dejado ahí...Necesitamos que nos auxilien…”, decía.

El audio se difundía dos horas después de que personal de Comunicación de la Gobernación diera a conocer que en ese chat ya no se debía notificar ese tipo de novedad, pues dos funcionarios estatales pasaban a manejar el tema de la recolección de cadáveres, por decisión del Comité de Operaciones de Emergencias (COE). Se dieron los nombres de Jorge Wated, del Banco del Estado, y Abraham Bedrán, del IESS.

El problema del retiro viene desde hace más de una semana, pero la tardanza y el temor a contagiarse de coronavirus u otra patología ha causado desesperación y, entre el domingo y ayer, los cadáveres de personas fallecidas con síntomas del COVID-19 u otras patologías empezaron a aparecer abandonados en las esquinas. La crítica era que al llamar al 911 nadie daba solución y los cuerpos se descomponían por dos y hasta cuatro días de espera.

El domingo al amanecer, un cuerpo yacía, tapado con plásticos, en Escobedo y Padre Solano, centro de Guayaquil, junto a un recolector de basura. Ayer en la mañana se denunciaba la presencia de otro cadáver, ensacado, en Nueva Prosperina, en el noroeste.

Por la cantidad de muertos y la demora en los trámites, en los hospitales también hay bodegas de cadáveres. Así se refleja en fotos y videos.

En otros casos, los fallecidos en las casas siguen en espera del retiro. Con la voz entrecortada, Estefanía Guerrero contó ayer que el cuerpo de su padre, Celso, quien falleció el sábado en la mañana, aún no había sido levantado. En su vivienda en la ciudadela Sauces 9, norte de Guayaquil, yacía el cadáver hasta el mediodía de ayer.

Estefanía relató que su padre tenía problemas respiratorios. El sábado llamó al ECU911 para pedir una ambulancia. Le dijeron que enseguida le enviaban. Nunca llegó.

Su desesperación hizo que salieran a buscar una casa asistencial. En una clínica del norte no le permitieron el ingreso. Luego lo llevaron al hospital IESS de Los Ceibos, pero él llegó sin signos vitales.

“De ahí lo llevamos a la casa y un policía nos dijo que reportemos por el 911, que es el trámite menos corto. Pero no contestan, no me dan respuesta”, manifestó Estefanía.

Hasta el mediodía de ayer, el cadáver no había sido levantado. “Yo ya no sé qué hacer, el olor es putrefacto”, refirió llorando Estefanía.

Agregó que el pasado domingo cancelaron 400 dólares en el IESS por los servicios de cremación.

No hay cifras de personas que mueren en sus casas por problemas respiratorios sin haber sido recibidos en casas asistenciales.

Ayer, el viceministro de Salud, Ernestro Carrasco, refiriéndose a la atención de la pandemia, dijo: “No nos sirve manejar estadísticas si la cadena de transmisión se mantiene”.

La semana pasada, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, señaló que en tres días recogieron 100 cuerpos. En algunos casos, estos llevan hasta 72 horas sin ser levantados.

Al mediodía del sábado, pedían levantar el cadáver de Gustavo Logroño, de 77 años, quien vivía solo y falleció el pasado jueves en Padre Solano y Escobedo. Sus restos son los dejados la madrugada del domingo junto al tacho de basura.

A las 14:15 del sábado, se solicitaba que el personal correspondiente acuda a levantar el cadáver de Lorgia Santacruz, quien murió en el bloque 6 de la cooperativa Unión de Bananeros, en el Guasmo sur.

Al minuto, se reportó que José Luna tenía 9 horas de fallecido sobre un colchón en un inmueble de las calles 17 y Medardo Ángel Silva.

Mercedes Ávila falleció a las 20:45 del viernes en la urbanización Lago Capeira. Su caso empezó a hacerse viral a las 16:30 del sábado, pues hasta esa hora no habían ido a levantar el cadáver. La mujer vivía junto a 9 personas, dos de ellas consideradas de alto riesgo.

Evelyn Mazzini indicó que su tío Walter Olvera falleció el viernes, a las 20:00. “Estuvo enfermo desde anteayer (jueves), se llamó a los números de emergencia y solo dijeron que tomara paracetamol y no les importaron los síntomas que él tenía. Falleció ayer (viernes). Hemos insistido varias veces al 911 y la respuesta era que ya mismo llegaban. Ahora nos dicen que tenemos que esperar tres días para el levantamiento del cadáver”, expresó Mazzini.

En las calles Domingo Comín y Juan Péndola, en el Guasmo sur, familiares de María Gonzaga esperaban el sábado por el levantamiento de su cadáver, fallecido horas atrás. Pese a llamar al 911, no obtenían respuesta.

El trámite de retiro y su costo es otro capítulo.

Este domingo 29 de marzo de 2020, el Ministerio de Salud Pública (MSP) confirmó que se mantienen en cinco los casos positivos de COVID-19 en Carchi y se vigila a 40 personas donde se ha montado el cerco epidemiológico.

Estos registros no tienen relación entre si, por lo cual ha sido indispensable realizar cercos epidemiológicos diferentes para cada caso.

Tres de ellos corresponden a ciudadanos ecuatorianos, que tuvieron contacto directo con pacientes confirmados en otras ciudades del país.

El estado de los pacientes es el siguiente:

• Los casos 1 y 2 se encuentran en aislamiento domiciliario y en control permanente por parte del personal de salud. En tanto que los casos 3 y 4 están hospiltalizados en una casa de salud de la provincia, con pronóstico reservado.

Mientras que el quinto infectado guarda hospitalización en una casa de salud del país.

Por esta situación, equipos de esta cartera de Estado mantienen en monitoreo y vigilancia epidemiológica a 40 personas, todas sin síntomas y en aislamiento domiciliario.

El primer caso de un servidor policial que fallece a causa del Covid-19 se registró esta mañana en el distrito policial Salitre, provincia del Guayas.

Según el parte policial de la zona, distrito metropolitano de Guayaquil, con fecha 23 de marzo del 2020 a las 10:00 se informa sobre el caso. Se informa que la causa del fallecimiento del servidor policial es por diagnóstico de "neumonía por Covid-19 confirmado".

"Mi General, pongo en su conocimiento que a la hora indicada en el área de cuidados intensivos falleció el Sgos. ALEX SAUL C. de 35 años de edad perteneciente al Distrito Salitre, quien ingresó a esta casa de salud desde el 17 de marzo-2020", se informa en el documento.

Desde este martes 17 de marzo, Ecuador extremará medidas como una manera para evitar la propagación masiva del coronavirus COVID-19, una vez que hay 58 contagiados a nivel nacional, con dos pacientes fallecidas.

Con corte a las 09:00 de este lunes 16 de marzo, el informe situacional de salud N° 5 determinó que los contagiados con coronavirus aumentó en Ecuador a 58 ciudadanos.

El primer participante en un ensayo clínico para una vacuna para proteger contra el nuevo coronavirus recibirá una dosis experimental este lunes, según un funcionario del gobierno de EE. UU.

Con el objetivo de contener la propagación del COVID 19, se adoptó y puso en marcha la medida de restricción de ingreso de extranjeros en la frontera Colombo Ecuatoriana, la medida inició ayer con el control en el puente internacional de Rumichaca.

Página 1 de 3
  1. Popular
  2. Tendencia
  3. Comentadas

Calendario

« Abril 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30