Viernes, 18 2019 Octubre

promoblanco

Funcionarios municipales denunciaron daños provocados por los migrantes en las instalaciones del skatepark. Funcionarios municipales denunciaron daños provocados por los migrantes en las instalaciones del skatepark. Foto: El Universo

Desalojo lanza a las calles a unos 150 venezolanos

Oct 02, 2019

En cuestión de segundos a Mary Padrón, a uno de sus dos hijos y a su nuera les tocó desbaratar una carpa que habían improvisado con sábanas, cobijas y unos tubos metálicos que servían de puntales. Su otro hijo, de 16 años, quien tiene síndrome de Down, veía confundido el accionar de la familia.

En medio de lágrimas, de gritos, de reclamos, unos 150 venezolanos que pernoctaban desde hace más de un año debajo del intercambiador de tráfico de la avenida Benjamín Rosales y la autopista Narcisa de Jesús hicieron lo mismo: recogieron lo que más pudieron y se retiraron del lugar.

Otros no alcanzaron a tomar sus cosas y dejaron colchones, esponjas, sábanas, colchas y pocos utensilios como ollas.

Fue el resultado de un desalojo dispuesto ayer por la Gobernación del Guayas, luego de una gresca que hubo el domingo entre patinadores y migrantes, que habían tomado las instalaciones de un skatepark que funciona en dicho sector como su centro de acogida.

Al menos hasta las 14:00 de ayer no había un plan de contingencia para reubicar a los extranjeros desalojados. Y eso fue cuestionado por entes de defensa de derechos humanos.

“¡No tenemos adónde ir!”, “¡anda a Venezuela, a ver si te botan como a un perro!”, eran parte de los gritos de los extranjeros ante el pedido de policías y servidores municipales para que abandonen el lugar.

Mary Padrón dijo que tenía 27 días pernoctando debajo del viaducto y que lo hacía porque lo que ganaba vendiendo caramelos solamente le alcanzaba para la comida diaria de ella y la de su hijo con discapacidad.

En total, 177 agentes de la Policía Nacional, 65 metropolitanos y 80 delegados de las direcciones municipales de Aseo Cantonal y Justicia y Vigilancia intervinieron en el operativo, que se inició a las 12:30 y culminó una hora después.

Ramiro Ortega, comandante de la Zona 8 de Policía (Guayaquil, Durán y Samborondón), mencionó que hace 15 días la institución realizó en el sitio una actividad de apoyo social con los extranjeros.

“Se firmó inclusive un acta de compromiso que no se ha respetado, sobre la base del comportamiento que ellos tenían que generar, estableciendo unas acciones que garanticen una mejor convivencia social”, expresó el jefe policial.

Xavier Narváez, director de Justicia y Vigilancia, señaló que se ejecutarán operativos permanentes en el skatepark ubicado frente a la terminal terrestre y en otros sectores, pues el objetivo es evitar la ocupación masiva de espacios públicos.

“Venezolanos pueden venir a este país, pero tienen que venir a un trabajo. No pueden venir ni a la mendicidad ni a ocupar espacio público”, sostuvo, y agregó que en el skatepark se habría dado la venta y el consumo de drogas.

En medio del operativo hubo forcejeo entre jóvenes extranjeros y agentes policiales, pero no hubo detenidos.

Concluida la intervención y ya con los migrantes afuera, en la calle, una retroexcavadora y carros de Puerto Limpio recogieron lo que quedó de las cosas de los extranjeros. Unos 120 se fueron a un plantel desocupado que les ofreció como albergue el dirigente Sergio Toral.

El resto pensaba adónde ir. Hubo quienes dijeron que viajarían a otras ciudades.


CDH dice que faltó un plan de contingencia
Billy Navarrete, secretario ejecutivo del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, cuestionó que las autoridades no hayan diseñado un plan de contingencia para reubicar a los extranjeros que ayer fueron desalojados del complejo deportivo, ubicado entre la avenida Benjamín Rosales y la autopista Narcisa de Jesús, frente a la terminal terrestre de la ciudad.

“Esto debió haber sido una respuesta institucional prevista con anticipación de tal manera que se tenga certeza, seguridad, sobre todo, de las condiciones en que esta población ha ido a parar a la cooperativa Sergio Toral”, expresó él.

Mencionó que el “decomiso” de bienes de los migrantes constituye una afectación de los derechos humanos.

Esto, en alusión a los colchones, sábanas, utensilios de cocina y otras pertenencias que los venezolanos no pudieron recoger durante el desalojo ejecutado pasado el mediodía.

Luego de que los migrantes desocuparan el sitio, personal de Puerto Limpio y municipal recogió esas pertenencias.

“Que una autoridad venga y quite, por más precarios que sean esos utensilios, esos bienes, y los eche a camiones de basura. Eso es una grave afectación a los derechos humanos”, expresó Navarrete.

La tarde ayer, él participó en un encuentro de la red de movilidad integrado por instancias estatales con el objetivo de analizar, entre otros aspectos, la situación de los desalojados.

Funcionarios municipales denunciaron daños provocados por los migrantes en las instalaciones del skatepark.

Skatepark
Josué Dumani, intendente de Policía, indicó que si bien la mañana de ayer se desalojó a 150 extranjeros, en la noche al skatepark ubicado frente a la terminal terrestre llegaban a dormir unos 500 migrantes. El funcionario mencionó que la policía resguardaría el sitio de manera permanente, para evitar la toma del espacio, informó El Universo.

Deja un comentario

  1. Popular
  2. Tendencia
  3. Comentadas

Calendario

« Octubre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31